domingo, 2 de noviembre de 2008

ATEISMO Y HUMANISMO

Nota: esta declaración, que consta de 13 puntos, fue escrita en el mes de abril de 1989 y publicada por primera vez en el periódico "El Humanista" (órgano de difusión del Partido Humanista de Argentina) en mayo de 1993, luego en la Revista Electrónica del Movimiento Humanista (Nº 3, diciembre de 1995) y también en el Libro Naranja - Análisis y propuestas del Partido Humanista, Magenta Ediciones, Buenos Aires, setiembre de 1998, página 294. Se hace esta aclaración a causa de que han aparecido en internet numerosas versiones de este texto, con agregados y tergiversaciones que desvirtúan su sentido original, sentido que Luis Ammann enuncia así: "Transcribimos aquí una breve exposición que expresa adecuadamente el espíritu humanista de tolerancia en materia religiosa: los derechos del ateo."
LOS DERECHOS DEL ATEO

El autor de la declaración es un humanista que cree en lo divino y en la libertad de
expresión y no adhiere a ninguna religión.

1. Tengo derecho a no creer en dioses.

2. Tengo derecho a poner en duda la palabra de los teólogos de todas las religiones.

3. Tengo derecho a desempeñar funciones públicas con las únicas condiciones de mi
idoneidad y de la elección popular.

4. Tengo derecho a asumir cargos públicos sin jurar por dioses ni por textos
considerados sagrados por los teístas.

5. Tengo derecho a negarme a contribuir en forma directa e indirecta con dinero,
especias, o trabajo, a sostener instituciones religiosas o a su personal.

6. Tengo derecho a ingresar a las FF.AA. de mi país sin que se me pregunte sobre mis
creencias teístas o ateístas, y a recibir ascensos, cargos y honores según mi capacidad y
méritos, exclusivamente.

7. Tengo derecho a expresar mi ateísmo a otras personas en forma directa o a través
de cualquier medio de difusión, de libros, o de cualquiera de las artes.

8. Tengo derecho a enseñar cualquier técnica, ciencia, arte o filosofía.

9. Tengo derecho a realizar cualquier tipo de investigación científica o especulación
filosófica.

10. Tengo derecho a considerar como máximo valor al ser humano.

11. Tengo derecho a considerar que la dignidad humana no necesita justificarse en
dioses ni en cosa divina alguna.

12. Tengo derecho a recordarme y recordar a otros, los millones y millones de seres
humanos que han sido proscritos, encarcelados, torturados y asesinados a lo largo de la
historia, por causa de su ateísmo o de su disidencia religiosa.

13. Tengo derecho a vivir en paz.

Jorge D'Alesio
Buenos Aires, abril de 1989.

1 comentario:

montmelonina dijo...

Reivindico tu declaración...muy buena y actual como todo lo que venimos diciendo hace casi 40 años..Muy bueno tu blog..
Mabel..desde Bcn